La Adopción de un Perro

Adoptar un perro es una labor altruista, que habla muy bien de la o las personas involucradas en darle un hogar a una mascota. Asumir la responsabilidad por la manutención de un perro sin fines de lucro es una labor que denota amor por la naturaleza y conecta al ser humano con los animales para que vivan en completa armonía.

No obstante, suele parecer fácil, el hecho de que el perro necesite alimentación, cuidados médicos, diversión y demás cosas, resulta convertirse en una situación adversa para los bolsillos. Sin duda, se debe de pensar dos veces antes de adoptar a un perro. Si esto no es problema, entonces es momento de tener a un amigo peludo.

Punto Importantes a Considerar para la Adopción

A continuación, se mencionan algunos puntos importantes que debes tomar en consideración y como criterios que te ayudarán a tomar una buena decisión sobre la adopción de un perro, ya que un perro no se adopta a la ligera. Debido a que es un compañero debe de ser el ideal.

Las vacunas, antiparasitantes, alimentos, aseo, emergencias veterinarias y mucho amor. Todo es un conjunto de necesidades y criterios a tomar en cuenta al momento de adoptar un perro. El dueño debe de estar muy comprometido para satisfacer esos cuidados y necesidades del perro.

Aunado a lo anterior, existen otras cosas que también son, en menor grado, necesarias como: correa, juguetes, pensión o ropa. Dicho sea de paso, todas estos objetos y atenciones cuestan dinero, y más cuando el perro va creciendo y envejeciendo.

Cabe mencionar que la calidad del alimento va a determinar, su edad, talla y estado de salud, se debe de tener un presupuesto generoso para cubrir y asegurar esa necesidad primaria. A veces, lo barato termina saliendo más caro.

¿Cómo Elegir un Buen Perro?

Recuerda que existe un tipo de perro para cada tipo de dueño. La regla dice que los perros tranquilos son para las personas tranquilas, los perros tranquilos suelen ser más cariñosos y menos ruidosos. El cariño es la base de su comportamiento. Por el contrario, si eres una persona muy activa te puede convenir adoptar un perro lleno de vitalidad, un perro con el que puedas salir a correr y nunca se cansa, un perro que siempre está al pendiente de cada sonido, que corra, salte y juegue todo el tiempo.

¿Quieres un perro de protección? En general, este tipo de perros requieren de muchos conocimientos, mucho adiestramiento y mucha energía, por lo tanto, no son recomendables para dueños principiantes. Comprender el comportamiento canino es todo un arte, los expertos se hacen con el tiempo y con la práctica, aunado al conocimiento que va a variar con las distintas razas de perros.

Existen perros que son buenísimos para los deportes, una mezcla de fuerza y destreza. Los perros deportivos o para competencia de obediencia son especiales, dentro de una misma camada se elige al mejor y se va preparando y adiestrando, no todos tienen la calidad ni las cualidades para competir.

Considera todos los puntos y toma una decisión de acuerdo a las características asociadas con la raza. Recuerda que el comportamiento y las aptitudes son puntos diferentes.

Adoptar un Perro Cachorro

Muchas personas prefieren adoptar un perro cachorrito, sin pensar que existen momentos difíciles que pueden resultar frustrantes y estresantes. Por ejemplo, los mordisqueos: es una etapa del cachorro muy intenso, entre los 3 y 6 meses, pueden morder cualquier cosa como zapatos, las patas de los muebles, comerse los sillones, destrozar jardines, puertas y pisos.

Después llega la etapa de la adolescencia, literalmente el perro se vuelve loco, salta por todos lados, salen a relucir sus miedos o se enfrenta a cualquier cosa, se enferma, corre desesperado, ladra, entre otras locuras. Se debe de tener mucha paciencia, lo bueno es que pasa rápido, va de los 5 a los 18 meses. Después de estos periodos, tendrás un perro maduro y se le podrá educar o adiestrar.

Adoptar un Perro Adulto

Normalmente los perros adultos resultan ser perros abandonados o perros que fueron llevados a albergues por haber mordido o por mal comportamiento, perros que no pueden llevar a un nuevo hogar. Los perros adultos son buenos compañeros, porque ya han pasado por las etapas tempranas tan caóticas de los cachorros. Si te interesa adoptar un perro adulto o en su vejez, debes tomar en cuenta varios puntos importantes.

Dentro de estos puntos, debes de comprender que es un perro son hábitos desarrollados, ya ha tenido experiencias, buenas y malas, que en cualquier momento puede influir en su comportamiento. Pero, en general, son perros equilibrados y maduros que seguramente te darán la compañía y el amor que necesitas.

Los perros en su edad adulta son buenos ejemplos para las nuevas generaciones, pueden ayudar a controlar al o los cachorros, comprenden muchas situaciones y son más fáciles de controlar. Cabe mencionar que adoptar a un perro adulto es un acto de altruismo y buena calidad humana que todos debemos fomentar. Si todos ponemos nuestro granito de arena, poco a poco habrá menos perros abandonados o en peligro de ser dormidos.

El Perro en la Casa

Tener reglas en casa, aplicadas a cada integrante de la familia, incluido el nuevo perro, resulta más fácil de adaptarse al ambiente y al hogar. Enseñarle a perro desde ser limpio, buenas conductas ante las visitas, respeto de los lugares y sobre todo, respeto por los integrantes de la familia.

Una de las tareas más fáciles es enseñar al perro a que sea limpio, sin embrago, resulta ser muy desagradable si no se pone atención a este punto. Existen técnicas como la de hacer pasar al perro en un espacio pequeño, como una jaula o transportadora, por un periodo entre 3 a 4 horas. Los perros no ensucian el lugar donde duermen, cuando pase el tiempo, se saca al patio y esperar a que haga del baño, se le alimenta, juega e hidrata y se regresa al espacio pequeño. Hacer esto durante una semana, valdrá la pena para después dejarlo libre, reforzar después de un tiempo o cuando tenga un accidente. Los regaños y los golpes no funcionan.

Los perros que llegan a un hogar donde ya haya perros son más fáciles de educar, ya que los perros copian los hábitos y costumbres de los otros. Cuando tu perro haga algo bueno, felicítalo calurosamente, entienden mejor por lo que hacen bien y no logran entender por lo que no deben hacer o hacen mal, es decir: educa con el "si". Tener un perro en casa es una de las experiencias más inolvidables de la vida, sentirás el amor y el compañerismo incondicional del perro. ¡Mucha suerte!

¿...Sabías Qué...?

Los perros de raza descienden de perros inscritos en el libro de orígenes franceses. mientras que el mestizo es una mezcla de dos razas diferentes.

Los perros, por naturaleza, intentarán hacerte feliz, prueba y error, así que tu labor es orientarlo para que llegue al equilibrio y madurez.

Los perros que se sienten felices en casa, darán la vida por ti y tu familia.

Los perros pueden convivir con gatos u otras mascotas, si te interesa tener un perro donde ya hay un gato, puedes ponerlos a prueba bajo supervisión de un experto.