Alimentos - Hoteles y Pensiones para Perros en México

Existen diferentes formas y técnicas para alimentar a un perro. Para los perros que están en un peso sano y no están teniendo accidentes en la casa, usted puede ser capaz de utilizar el método de alimentación de la libre-opción. Esto significa dejar el tazón con comida todo el día y que tu perro coma libre, cuando tenga hambre. Esto puede ser un buen método para perros altamente activos que están quemando más calorías que sus amigos del sofá. Si se va a dejar comida todo el día para que el perro coma, se deben de usar alimentos secos, los cuales no se estropearán ni derramarán.

Para el perro que nunca dejaría de comer, use el método de control de porciones. Primero, pregúntele a su veterinario cuál es el peso ideal de su perro. Si usted está usando un alimento de perro comercial, alimente a su perro la cantidad impresa en la bolsa que encaja con su peso ideal. A veces, sin embargo, la cantidad sugerida es más de lo que su perro necesita. Su veterinario puede calcular la cantidad exacta de alimento.

Otra forma, si usted no está preocupado de que su perro esté comiendo demasiado pero no quiere dejar la comida fuera todo el día, utilice el método de alimentación de tiempo. Esto significa que se le da al perro una cierta cantidad de tiempo, como 30 minutos, para comer. Cuando pase el tiempo, retirar lo que sea que no haya comido. Cuando usted ofrece comida de nuevo 8-12 horas más tarde, su perro tendrá hambre y listo para comer de nuevo.

Aunque la alimentación de un perro parece ser una cuestión relativamente simple, la ciencia de la nutrición canina es todavía un campo de intenso estudio e investigación. El trabajo de los nutricionistas ha llevado a dietas comercialmente disponibles de altísima calidad. Estas dietas, si se utilizan correctamente, pueden aumentar significativamente la salud y la longevidad de su perro.

Los requisitos dietéticos de un perro cambian dependiendo de su etapa de la vida, del nivel de actividad y del estado fisiológico. Por ejemplo, un cachorro en crecimiento requiere altos niveles de muchos nutrientes, como la proteína, para desarrollar huesos y músculos fuertes. Los perros más viejos no requieren casi tanta proteína; de hecho, las dietas ricas en proteínas pueden sobregravar órganos corporales como los riñones y acortar la vida del perro.

Las dietas disponibles en el mercado son lo mejor para alimentar al perro. No deben ser suplementados, excepto para perros con ciertas condiciones. Agregar más vitaminas, minerales, grasas o proteínas puede ser perjudicial a menos que el animal no esté recibiendo suficiente de estos nutrientes. Siempre debe consultar con su veterinario antes de suplementar una dieta.