¿Qué Hacer con un Perro Celoso?

Tal como ocurre con los humanos, un perro puede experimentar celos; sin embargo, no habla el mismo lenguaje que las personas y por lo tanto, es necesario establecer una estrategia específica que se ajuste a las condiciones de las mascotas y al contexto familiar. Sigue leyendo si quieres saber más.

Existen situaciones en la vida de un perro que detonan sus celos; en el caso de que esta conducta ocurra ante la presencia de otra mascota, puede estar generada por la edad, mientras que cuando ocurre con la pareja de su amo, es debido a que no existen límites establecidos.

Afortunadamente, el perro tiene la capacidad de adaptarse a nuevas situaciones y puede aprender a regular emociones como los celos, mediante sencillos métodos que su familia y su amo encontrarán a continuación.

Cuando un Perro está Celoso de otro Animal

Básicamente, los perros experimentan celos por otro animal cuando existe un conflicto por el dominio; sin embargo, no es algo que permanezca para siempre, sino que puede ocasionarse cuando el can de mayor jerarquía llegue a la vejez o en el momento en que la otra mascota entre a la madurez.

Para tener todo bajo control, es necesario estar atentos a esos cambios tan pronto como sea posible, a fin de que perro celoso aprenda a controlar sus frustraciones, mediante una técnica sencilla que consiste en premiar aleatoriamente a alguna de las dos mascotas.

Otra alternativa se basa en respetar la jerarquía establecida, por lo que en este caso, la idea es muy simple: las muestras de afecto y atención deben enfocarse a la mascota dominante. Lo anterior con la finalidad de ir preparando al animal más joven para que controle sus instintos de dominio cuando llegue a la madurez.

✔ Más sobre Celos por otra Mascota...

Los Celos del Perro Frente a la Pareja de su Amo

Si bien la relación del perro con la pareja de su amo puede iniciar con el pie derecho, en algunos casos la mascota llega a mostrar preferencia por su dueño, quien será el único que ponga en paz al animalito. Aunque esta situación pueda resultar cómica, debe ser tratada con seriedad, debido a que puede escalar y convertirse en un verdadero peligro, convirtiendo la vida de pareja en todo un drama, el cual es protagonizado por un can que interrumpe a la menor provocación.

En algunos casos, el perro llega a ser tan celoso que es capaz de mostrar su hostilidad cuando alguien intenta acercarse a su dueño o al espacio que ocupa; mientras que en otras ocasiones, el animal manifiesta sus celos comportándose desobediente, muy similar a un niño berrinchudo, especialmente cuando el amo está ausente.

Por todo eso, el amo debe restablecer el orden lo más pronto posible e involucrar a toda la familia en este proceso educativo, mediante el cual se busca establecer claramente los límites; al principio, las cosas irán un poco difíciles, porque el perro intentará hacerse la víctima para llamar la atención de su amo o del cónyuge, por lo que será necesario actuar con firmeza y no ceder a las conductas lastimeras de la mascota.

A fin de lograr el equilibrio entre el perro y la pareja de su dueño, deberá involucrarse con actividades como el entrenamiento, paseos, comida y en los juegos; además, será necesario que el dueño defina un espacio exclusivo para el descanso del can.

Mientras tanto, el perro tendrá restringidos algunos privilegios y muestras de cariño por algún tiempo, pudiendo disfrutarlos cuando se los gane; lo anterior será con la finalidad de ponerle un límite y ayudarlo a controlar sus emociones.

✔ Más sobre los Celos del Perro con la Pareja...

El Control de los Celos en la Vida Cotidiana

Una vez que los celos del perro han cedido, es muy importante no bajar la guardia y ser firmes ante cualquier indisciplina, a fin de conservar las reglas establecidas que han permitido establecer la paz y la armonía en casa.

Cuando la paz se haya conseguido mediante el control de las frustraciones y la disciplina, las cosas marcharán sobre ruedas si el dueño del perro conserva su estatus de jefe supremo y mantiene bajo control a todas las mascotas que componen la manada.

Si la armonía se basa en respetar el reacomodo de la jerarquía, habrá que ser cuidadosos al demostrar cariño con el perro menos favorecido por esa nueva distribución del poder; de modo que los premios deben hacerse cuando el animal dominante esté alejado, mientras que en su presencia habrá que respetar su estatus.

Los niños y las visitas deben comprender la importancia de conducirse así; de lo contrario, habrá que separar a las mascotas con una actitud firme, a fin de evitar un accidente o una pelea.

Tal vez las cosas en este punto parecen haberse solucionado; sin embargo, los perros tienen la habilidad de tender trampas e incluso fingir que todo está bajo control, a fin de recuperar la atención que creen merecer.

En ocasiones, el perro fingirá ser encantador para ganarse caricias o premios, por lo que conviene prestar atención a su reacción cuando no sea el centro de atención; en ocasiones, el animal gruñe cuando deja de recibir mimos o no le gustan, sin embargo, hay que mantener la guardia, porque será momento de continuar siendo firmes.

✔ Más sobre cómo Contolar a un Perro Celoso...



¿...Sabías Qué...?

Un perro celoso se distingue por gruñir o corretear a otro animal cuando su amo está cerca; sin embargo, esta conducta no se manifiesta permanentemente, sino que puede pasar por ciclos de peleas y un periodo de paz, la cual suele terminar al cabo de días, semanas o meses.