¿Cómo Lidiar con un Perro Miedoso?

Aquí te diremos la razón por la cual un perro responde con tanto miedo ante alguna situación en la vida cotidiana y te ayudaremos a corregir esta conducta.

El miedo es algo natural en todo perro, sin embargo será necesario tomarlo en serio cuando detona respuestas frenéticas o exageradas ante situaciones cotidianas. Por lo anterior, habrá que empezar por conocer el origen de esta conducta y aprender a leer el cerebro de la asustadiza mascota.

Entendiendo a un Perro Miedoso

El miedo de un perro varía por diferentes factores, entre ellos una mala familiarización con el entorno humano cuando era cachorro, traumas por maltrato, fobias derivadas de malas experiencias a lo largo de su vida e incluso por el mismo carácter nervioso que pudiese tener desde nacimiento.

¿Qué Hacer con un Perro que le Teme a los Desconocidos?

Esta conducta puede corregirse si se tiene la suficiente paciencia para erradicarla, pues requiere de un proceso que toma algo de tiempo e involucra la colaboración de las visitas.

Para empezar, las visitas deberán saber que el perro es miedoso y requiere su espacio para familiarizarse, así que la regla principal será ignorarlo completamente, evitando mirarlo fijamente o acorralarlo en sitios pequeños; de igual modo, conviene esperar a que el animal se acerque a olfatear y conozca a las visitas sin que nadie lo obligue.

Para que esta conducta acabe, es muy importante repetir el ejercicio tras superar el miedo del primer contacto y propiciar interacciones de este tipo con mayor frecuencia; obviamente sin rebasar los límites.

✔ Más sobre el Temor de los Perros a las Personas Desconocidas...

¿Cómo Ayudar a un Perro que Tiene Miedo cuando Sale a la Calle?

Generalmente, el temor a estar en la calle se debe a que el perro no estuvo en un entorno urbano cuando era un bebé; para ayudarlo, se requiere una familiarización paulatina que inicie con un breve paseo por zonas con muy poco movimiento, por ejemplo, un fraccionamiento o un parque.

Durante el paseo, no se vale tranquilizar al perro miedoso con palabras o caricias, porque se le estaría mandando la señal de que realmente se trata de un lugar realmente peligroso.

Cuando el perro miedoso por fin se acerque a olisquear algo desconocido o se encuentre con otra mascota sin causar alboroto, estará realmente relajado y será el momento ideal para terminar el paseo, a fin de que se lleve una experiencia positiva sin sobrepasar su límite.

Una vez que el perro ha superado su miedo inicial a la calle, habrá que ir subiendo de nivel y aumentar poco a poco los estímulos en cada nuevo paseo y repetir estas experiencias con regularidad para conservar el efecto del ejercicio.

✔ Más sobre el Perro y el Miedo a la Calle...

¿Cómo Quitarle el Miedo a un Perro cuando Va en el Carro?

Generalmente, el miedo de un perro a viajar en carro es causado porque el animal jamás estuvo en contacto con vehículos cuando era un bebé y por ello, sufre mucho cuando va en el automóvil.

En ocasiones, el perro llega a sentirse tan mal en el carro que acaba vomitando; aunque sea una experiencia difícil, habrá que volver sobre la marcha para que vaya perdiendo el miedo. En estos casos, se aconseja usar una cubierta de lona hasta que el animalito se acostumbre a los viajes.

Cuando el miedo no incluya vómito, es útil estimular al perro con una golosina para que se suba en el carro estacionado y con el motor apagado, a fin de que lo asocie con algo positivo; posteriormente, habrá que acariciarlo e invitarlo a salir. Repetir y aumentar gradualmente la dificultad del ejercicio hasta que la mascota se acostumbre y reciba su premio cuando el automóvil se apague.

Este proceso puede llevar días y conviene tener paciencia para continuar con el siguiente paso que consiste en hacer viajes de apenas unos metros y luego largas caminatas, aumentando de nivel en cada nuevo recorrido.

✔ Más sobre los Perros y sus Miedos al Automóvil...

¿Qué Hacer si un Perro le Teme a su Amo?

Hay perros que reaccionan exageradamente cuando su amo levanta la voz o hace cualquier movimiento brusco, sin importar que la relación entre ambos sea de lo más saludable, debido al propio carácter de los animalitos.

Estas reacciones suelen desaparecer conforme el perro madura, pero en algunos casos requieren ayuda de su amo; por tal motivo, habrá que poner una canasta debajo de la mesa o una casita acolchonada, donde el animalito se sienta protegido de cualquier contacto.

Es importante que el dueño de un perro nervioso aprenda a controlar su ira, porque los ataques de furia pueden minar la confianza vital que la mascota haya ganado hasta este punto.

Si el perro ya ha ganado mayor confianza, habrá que interactuar más con él y ayudarlo a liberarse del temor mediante juegos o caricias, haciéndolo sentir todavía más seguro; además, se aconsejan los paseos en espacios cercados para que el animalito corra libre, o en su defecto usar una correa larga.

Durante los paseos, el perro podrá alejarse libremente y seguramente atenderá cuando su amo le llame con una voz suave mientras adopta una postura de cuclillas; en este caso, habrá que reforzar este tipo de respuestas con un premio implícito.

✔ Más sobre ¿Por qué el Perro le tiene Miedo a su Propio Dueño?...

¿Qué Hacer si el Perro se Asusta con Fuegos Artificiales?

Cuando un perro teme a los estruendos, se volverá loco si escucha cohetes, sobre todo en sus primeros meses de vida; aunque esta reacción suele atenuarse conforme madura, el miedo puede volver al envejecer hasta alcanzar niveles irracionales.

La clave es hacer que el perro recupere su confianza y ello se logra enfrentándolo nuevamente a su temor de manera gradual hasta que se desensibilice; para ello será necesario establecer qué tan cerca puede estar de los estallidos sin incomodarse, además habrá que identificar cuáles ruidos lo atemorizan más.

El amo debe estar alerta a las reacciones del perro y tendrá que distraerlo cuando note incomodidad; para ello conviene atraer su atención con su juguete favorito. Esto funciona todavía mejor si lo acompaña otro can que no le tema a los estruendos, especialmente si ambos se ponen a jugar.

Habrá que ser muy pacientes para no sobrepasar los límites o forzar a la mascota asustadiza; de igual modo, queda prohibido tranquilizarle con mimos, caricias o regaños, porque eso reforzaría su miedo.

✔ Más sobre el Miedo del Perros a los Cohetes...



Información útil

La forma más segura de acercarse a un perro miedoso es hacerlo lentamente y sin mirarlo fijamente; además, es muy importante hacerlo sin rebasar el límite tolerado por el perro, porque llevaría a un retroceso con el proceso de recuperación.

Una vez que el animal haya derribado su barrera de desconfianza, habrá que ser cuidadosos y acariciarlo únicamente su pecho, evitando tocar su cabeza o estrecharlo, porque eso inquieta demasiado a las mascotas temerosas.