¿Qué Hacer con un Perro que no Soporta Quedarse Solo?

Enseguida te explicamos por qué tu perro experimenta tanta angustia cuando lo dejas solo y además te compartimos varios consejos para acabar con este problema.

Un perro que no soporta quedarse sin compañía lo hará notar con aullidos y destrozos en toda la casa; por esa razón, es necesario profundizar en este tema y combatir este problema.

Los Perros Odian Quedarse Solos por Mucho Tiempo

Un perro no soporta mucho tiempo la soledad, por lo que puede llegar a destruir cosas, orinarse en todos lados o chillar; en este caso no se trata de un problema conductual, sino de una consecuencia lógica de tantas horas sin compañía y no existe una solución definitiva, salvo cambiarlo de entorno, conseguirle un compañero, o pedir que alguien lo pasee.

✔ Más sobre cómo lograr que un Perro se quede Solo...

Cuando un Perro Sufre Demasiado por la Soledad

En casos extremos, el perro sufre gran angustia apenas sus amos salen de casa, al grado de llorar desconsoladamente y causar destrozos por todos lados; lo anterior es causado por distintos factores y es necesario identificarlos antes de intentar corregir este problema:

👉 No aprendió a quedarse solo de cachorro. Quizá su amo estaba de vacaciones cuando lo adoptaron y estuvo al tanto de él; el problema surge cuando todos van a trabajar o la escuela.

👉 Aburrimiento. Es común en un perro de albergue, acostumbrado a vivir con más canes, por lo que puede resentir el cambio a un contexto con desconocidos.

👉 Vejez. Al paso del tiempo, el perro va perdiendo el oído y puede sufrir angustia al quedarse solo.

👉 Apego. A veces, el perro forma lazos intensos con su amo y su separación es demasiado para él.

👉 Miedo. Un perro temeroso sentirá todavía más angustia al quedarse solo.

¿Qué Hago para que el Perro se Porte Bien cuando Está Solo?

Hay una sencilla técnica de relajación que ayudará a superar tantas horas sin compañía; lo principal es hacerle ver al perro que la soledad no es tan mala y para ello, el amo NO DEBERÁ consolarlo al salir.

Además, el amo tendrá que ignorar a la mascota antes de irse y también a su llegada, a fin de restarle interés al reencuentro; lo ideal es hacerle cariños cuando se ha calmado por completo.

Atención: estas prácticas deben repetirse siempre y ser aplicadas por toda la familia, a fin de lograr resultados continuos.

Estos consejos funcionan todavía mejor si se combinan con otras soluciones, por ejemplo un alimentador automático o un juguete, los cuales sueltan premios si el perro resuelve un acertijo, manteniéndolo entretenido por un buen rato.

Además, el dueño deberá identificar sus rituales antes de salir y cambiar su secuencia aleatoriamente, a fin de hacer cosas diferentes cada que sale, evitando que el perro identifique el momento en que se quedará solo y por lo mismo, no sabrá cómo reaccionar cuando esté sin compañía.

Esa misma lógica puede implementarse los fines de semana para simular falsas salidas repitiendo la secuencia de todos los días, excepto que el amo permanecerá en casa al final de la rutina.





Información útil

Un perro de albergue tiene más probabilidades de angustiarse cuando esté solo, especialmente si descubre que ha sido adoptado por alguien que le da cariño, formando un fuerte lazo con su amo a un nivel enfermizo, debido a su miedo de ser nuevamente abandonado. Generalmente, este comportamiento surge al primer mes de adopción y puede resolverse en 99% de los casos, a condición de aplicar los consejos incluidos aquí.