¿Cómo Educar a Perros que Muerden Todo?

Los zapatos mordidos, las patas de la silla o la mesa destruidas son solo algunos ejemplos de las quejas más comunes cuando el perro pasa por sus primeros meses de vida y por lo tanto, será algo pasajero que se irá resolviendo con el paso del tiempo, mientras cambia de dentadura y explora su entorno; sin embargo, habrá que ponerle límites conforme crece o pensará que está bien morder con sus dientes de adulto.

¿Si un perro adulto muerde todo?

Este comportamiento es una señal de estrés o ansiedad, generalmente ocasionados porque al perro no le gusta quedarse solo; en este caso, la solución podría ser un juguete interactivo para que el animal se entretenga mientras no tenga compañía.

Consejos para un perro que muerde todo

👉 Dejar de acariciarlo en cuanto comience a morder las manos de su amo. De esta manera, el cachorro aprenderá que morder tiene consecuencias.

👉 Si el perro lanza mordidas durante el juego con su amo, conviene gritar “¡Ay!” a todo pulmón; la idea es que el animal comprenda que por ningún motivo deberá intentarlo. Si se trata de una mascota necia y vuelve a mordisquear, habrá que volver a gritar y salir de la habitación o ignorarlo por unos minutos; lo conveniente es repetir este ejercicio cuanto sea necesario hasta que el animal entienda.

👉 No se recomienda que el amo alce los brazos cuando el perro muerda sus mano, porque el animal las verá más irresistibles e incluso podría saltarle encima para alcanzarlas.

👉 Los juguetes para perros son una alternativa bastante recomendable, especialmente aquellos que tengan una consistencia sólida y puedan ser mordidos sin acabar destruidos a los pocos minutos.

¡Atención! no es conveniente regalarle pantuflas o calcetines viejos, porque se corre el riesgo de que el animal no distinga entre un juego para mordisquear y los objetos nuevos.

Información útil

En ocasiones, un perro que muerde puede estar dando señales de otro problema; si se trata de un animal adulto, puede ser consecuencia del aburrimiento, de su temperamento nervioso o de algún elemento en el entorno. Si es un cachorro que mordisquea intensamente, posiblemente ha sido separado de su madre cuando todavía era muy pequeño y no aprendió a regularse.