¿Qué hago cuando mi perro reclama atención?

Corregir a un perro que quiere llamar la atención significa una batalla de resistencia y de paciencia, porque ellos saben que es cosa de insistir hasta el cansancio para seguir siendo el centro del universo. De este modo, el primer consejo es ignorar todos sus intentos y continuar con los siguientes consejos.

Si el perro es parte de una familia, es muy importante que todos los humanos cierren filas y sean consistentes, comportándose de la misma forma frente al can, sin ceder terreno a sus súplicas de atención.

Firmeza

Como ya se mencionó arriba, habrá que ser muy firmes desde el comienzo, porque las cosas pueden ponerse bastante difíciles en ese punto del tratamiento y ponen a prueba el carácter de todos; sin embargo, superar esta etapa tendrá sus beneficios en un periodo breve de tiempo, siempre y cuando nadie ceda a los caprichos del rebelde peludo.

Límites

Ser firmes tiene doble beneficio: por un lado, el perro descubre que su comportamiento no lo llevará a ningún lado, mientras que al mismo tiempo le permite saber que su amo tiene todo el control, quien decide cuándo y por cuánto tiempo le brindará afecto. En este punto, es crucial poner límites: si el can pide caricias sin motivo alguno, el humano deberá retirarse, ignorarlo y salir del lugar.

Hábitos

En cuanto el perro tenga claro que su comportamiento límites, será necesario establecer un marco de hábitos firmes y reafirmantes, por ejemplo, horarios fijos de comida y paseo. Tener unos buenos hábitos tendrá mejores resultados, las cosas cotidianas siempre serán el mejor entrenamiento canino, además, te ayudará a tí mismo como persona. Tener buenos hábitos significa tener un estado emocional equilibrado, eso ayuda a que el perro confíe más en ti y sea más fácil el entrenamiento, un buen equilibrio conlleva a tener acertibidad con todas tus mascotas, no sólo con los perros.

Su espacio

Un perro que demanda atención requiere un espacio donde dormir, ubicado en una zona donde no pueda vigilar toda la casa; lo ideal es buscar un lugar que no sea una recámara. Es muy importante adquirir un tapete exclusivamente para la mascota, el cual deberá permanecer siempre en el mismo sitio. Además, es recomendable no invadir la privacidad del can, ni siquiera para acariciarlo; la idea es que considere ese rincón como un refugio seguro.

Ejercicio

En perros que demandan atención, es muy recomendable ignorarlos y sustituir la atención por paseos frecuentes, lo cual permitirá que su amo y él puedan disfrutar de momentos juntos, en un contexto completamente distinto al de casa. Un beneficio extra es que el animalito sacará toda su energía y se quedará calmado cuando se quede solo, lo cual reducirá considerablemente el estrés por separación.

Hobbies

Todo buen perro tiene algún hobbie o una actividad que disfruta estando solo, por ejemplo, el comer o entretenerse con juguetes interactivos; de este modo, existen varias alternativas para distraer al animalito y mantenerlo ocupado durante horas: dejarle croquetas escondidas en el jardín, rellenar un juguete hueco con alimento, etc. Como resultado, la mascota desviará su atención por un buen rato y poco a poco aprenderá a estar sola por más tiempo.